sábado, 5 de enero de 2008

El perro salvaje africano,


Licaón
Artículo de la enciclopedia
Buscar en esta página | Ver página para imprimir | Enviar
Licaón, también conocido con el nombre de perro salvaje africano o lobo pintado de El Cabo. Este carnívoro vive en África, al sur y al este del Sahara. Su hábitat natural es la sabana y también puede vivir en zonas de montaña (monte Kilimanjaro, en Tanzania, y monte Kenia, en el país del mismo nombre), pero nunca en áreas con vegetación densa. Es un perro de tamaño mediano que puede alcanzar un peso de 23 kg; tiene las patas largas, con sólo cuatro dedos en los pies (los verdaderos perros tienen cinco) y orejas grandes y redondeadas. El pelaje es corto y está irregularmente moteado de manchas negras, amarillas y blancas. Son animales que viven en jaurías de hasta 50 individuos y se sabe que pueden llegar a recorrer áreas de 3.900 km2 en busca de presas tales como gacelas, antílopes acuáticos, ñúes y cebras. Una jauría grande es capaz de abatir a animales tan grandes como un león. Los licaones exhiben complejos patrones de comportamiento social y, a diferencia de la mayoría de las especies gregarias, los machos representan el grueso del grupo. El macho y la hembra llevan a cabo dentro del grupo todas las pautas de reproducción. Tras un periodo de gestación de aproximadamente 80 días, el número de crías nacidas oscila entre 6 y 16, aunque normalmente son pocas las que sobreviven. Éstas, ciegas al nacer, son alimentadas al poco tiempo con carne semidigerida y regurgitada por cualquiera de los miembros de la manada. Ambos progenitores se ocupan del cuidado de los cachorros, que aprenderán de los individuos más experimentados de la manada todo lo que necesitan saber sobre las técnicas de caza y rastreo. Los licaones están actualmente considerados como una especie amenazada debido a las epidemias de rabia, que han llegado a eliminar a estos animales en extensiones enormes.

Clasificación científica: el licaón pertenece a la familia de los Cánidos, dentro del orden Carnívoros. Se clasifica como Lycaon pictus.



Un estudio catalán descubre que el perro salvaje africano procede de Asia



El Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) ha descubierto en China que el perro salvaje africano, del que deriva el perro doméstico, procede de Asia, de donde partió coincidiendo con las primeras dispersiones humanas, que se realizaban en sentido contrario.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio, todavía en fase de elaboración, que ha llevado a cabo en China el profesor Bienvenido Martínez-Navarro, investigador de ICREA (Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados) en el instituto de paleontología, IPHES, que dirige Eudald Carbonell.

El perro salvaje africano, el licaón, llegó a Africa coincidiendo con las primeras dispersiones humanas, hace sobre 1,8 y 1,9 millones de años, mucho después de que, evolutivamente, se separara del linaje del lobo hace 2,5 millones de años, según un comunicado del IPHES.

Bienvenido Martínez efectuó entre el 20 de agosto y el pasado 2 de septiembre una estancia en el Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología (IVPP), en Pekín, en el marco de un proyecto de búsqueda financiado por la Fundación Leakey.

El objetivo de la estancia era averiguar cómo era exactamente el paisaje que encontraron aquellos primeros homínidos y, por lo tanto, los recursos que tenían a mano por sobrevivir cuando llegaron en Eurasia.

Para ello, ha estudiado algunas de las colecciones de fósiles de mamíferos del Plioceno terminal (entre 2,5 y 1,8 millones de años) y del Pleistoceno inferior (entre 1,8 y 0,8 millones de años).

En el mismo comunicado, Bienvenido Martínez asegura que, de los resultados del estudio, han podido 'determinar la misma especie de perro pintado, antecesores de los actuales perros salvajes africanos, Lycaon lycaonoides, en China y en Europa, especie que está muy bien representada en los yacimientos de Orce, encontrándose también en Africa, en yacimientos tan emblemáticos como Olduvai en Tanzania'.

'Por lo que se desprende de este trabajo podemos afirmar que lyacon lyaconoides es de origen asiático y llega a Africa al mismo tiempo que los homínimdos salen de este continente hacia Eurasia', concluye el profesor.

El perro salvaje de Africa es un carnívoro con un comportamiento social muy complejo, y muy bien diferenciado, que le ha servido, igual que a los homínidos, como carnívoros sociales, para tener un gran éxito durante el cuaternario.

A su vez, los licaones se caracterizan por ser los únicos cánidos del Viejo Mundo (Europa, Asia y Africa) que tienen sólo cuatro dedos en las patas delanteras, mientras que en las otras tienen cinco.

Conocer los animales que en un momento determinado han ocupado un espacio es un buen indicador por saber cómo ha sido el paisaje en cada periodo, pues cada tipo de fauna necesita unos requisitos concretos para desarrollarse (alimentación, clima...) y de esta manera se puede averiguar cómo era el entorno ecológico de los grupos humanos.

'El objetivo último de estos estudios es intentar describir el entorno ecológico de las primeras dispersiones humanas en Eurasia, dónde seguramente dependían más, con respecto a su alimentación, de una dieta carnívora que le proporcionaban los herbívoros, que de los vegetales', comenta este investigador.